«Polémica entre maestros y profesores por el ranking de centros de Secundaria»

Fuente: elpajarito.es

El Sindicato Independiente de Docentes (SIDI) acusó ayer al Sindicato de Profesores de Enseñanza Secundaria de Murcia (SPES) de culpar “de los malos resultados de los centros públicos de Secundaria a causas directamente relacionadas con comportamientos negligentes de los docentes del cuerpo de maestros”. El SPES ha confeccionado un ranking con los datos de las pruebas diagnósticas realizadas por la Consejería de Educación a estudiantes, una lista en la que los centros concertados y privados copan los primeros puestos en los exámenes de Lengua e Inglés.

El SPES se quejó de que “a finales del curso pasado se publicaron los resultados de las evaluaciones de diagnóstico. Se hizo un listado con los resultados de algunos centros de Primaria y nadie prestó atención a la Secundaria. En SPES pensamos que esta es una manifestación, una más, una entre un millón, de que en el debate educativo, en los intereses de quienes tratan de la educación, desde la administración hasta los sindicatos, los profesores de instituto no existimos”.

EL SIDI rechaza “estas noticias sesgadas y perjudiciales que dañan gravemente el honor de los docentes de la escuela pública”.

Además, el SIDI responsabiliza directamente “de esta manipulación de datos y estas conclusiones cuasi calumniosas realizadas por dicho colectivo al consejero de Educación, Cultura y Universidades, por permitir una publicación de evaluaciones externas en la que solo se muestran los resultados, en la que no se explica el tipo de prueba y que dicha prueba no puede ser considerada externa cuando en la mayoría de casos son los docentes de los centros los que aplican a sus propios alumnos las pruebas (tanto en centros públicos como concertados/privados). Por tanto, no puede ordenarse ningún ranking basado en unos datos que no son todo lo objetivos como el actual titular de la Consejería de Educación (¿pública?) quiere vender”.

EL SIDI considera inadmisible que el consejero de Educación, en declaraciones a la televisión, “se enorgullezca de la transparencia que la Consejería quiere otorgar a los padres a la hora de elegir centro, cuando estos datos no son objetivos, y cuando no es capaz de introducir otros datos en el análisis (porcentaje de inmigración en los centros, porcentaje de alumnado con dificultades específicas de aprendizaje, ratio por aula, etc). Este sindicato lleva solicitando el libro de matrícula (documento donde se nos indique el número de alumnado que hay en cada centro) y que año tras año se nos niega”.

Por todo ello, el SIDI solicita al consejero de Educación, Cultura y Universidades “una verdadera dignificación de la labor docente que maestros y maestras vienen realizando en los centros de Infantil y Primaria, repartidos por toda la geografía regional y atendiendo, pese a recortes en los medios humanos y materiales, a los alumnos buenos y menos buenos, cosa que parece olvidar”.

Críticas de CSI-F y del PSOE

CSI-F pidió ayer responsabilidades políticas al consejero de Educación por permitir “semejante atropello, cuyas consecuencias pueden ser irreparables”, en relación a la publicación del ranking de Secundaria. “Se está utilizando la información de la prueba de diagnóstico para dar un nuevo espaldarazo a la enseñanza pública en pos de la concertada. No estamos de acuerdo en esta forma de tratar los datos”.

CSI-F manda todos los docentes de la Región de Murcia “nuestro apoyo y nuestra más sincera enhorabuena por el magnífico trabajo que estáis realizando en los centros, con escasos recursos, con una diversidad en las aulas y con unas dificultades que no se encuentran en los centros concertados”.

Por su parte, la responsable de Educación del grupo parlamentario socialista, Mª Carmen Moreno, critica que la Consejería se haya prestado a la elaboración de un ranking de centros, basado en una prueba de diagnóstico sin rigor académico y una evaluación de la misma que no ha tenido garantías de objetividad e imparcialidad. Moreno anunció que va a presentar iniciativas en la Asamblea Regional solicitando que se revise y corrija “el procedimiento fraudulento” que existe en la actualidad para la realización y corrección de las pruebas diagnósticas, al considerar que no ofrecen ninguna garantía.

Asimismo, el grupo socialista va a preguntar qué utilización ha hecho la Consejería de los resultados de las pruebas de diagnóstico de cursos anteriores, cuáles han sido las medidas compensatorias tomadas en los centros que obtuvieron un mal resultado y qué aumentos de plantilla, disminuciones de ratio y mejoras de inversión ha realizado “tal y como debería haberse llevado a cabo si de verdad el consejero de Educación estuviera preocupado por la calidad de nuestro sistema educativo”.

Moreno se pregunta, qué pretende la Consejería permitiendo que se publiquen estos resultados “de más que dudosa validez, al tiempo que considera que “esto supone un nuevo ataque a la educación pública de nuestra Región y es el colofón a una legislatura de recortes, de sufrimiento y de atentados a nuestro sistema educativo público”, concluyó.

Anuncios