Diario de campaña: día 11

Después de dejar a mi hijo el instituto, emprendo de mañana la ruta que ya hice el martes pasado; https://spesmurcia.files.wordpress.com/2014/11/34693330959.jpg?w=101&h=101pero esta vez para empezar por Totana: primero el IES Juan de la Cierva y Codorniú y luego el IES Prado Mayor, que también es de formación profesional.

Después, Alhama de Murcia, con sus dos institutos: el Miguel Hernández y el Valle de Leiva. Por esta pequeña ciudad, permitidme que lo diga, siento yo un afecto especial desde hace mucho tiempo, por viejas amistades.

En Alcantarilla me sorprendió la lluvia. Grata sorpresa que estropeó un par de carteles (de estos grandes en realidad nos sobran) que hicieron de sombrero, mas no fue obstáculo para visitar sucesivamente el Francisco Salcillo y el Sanje.

Terminó mi mañana en el Palmar, en el IES Marqués de los Vélez.

Anécdotas hay siempre: desde el jefe de estudios que te ayuda a quitar del tablón antigua propaganda sindical, ya caducada, para poner la tuya reciente, hasta las preguntas más inopinadas, bien sea ingenuas, bien con segundas. En ocasiones, se puede hacer un pequeño discurso; otras, aún más pequeño para no interrumpir el trabajo. Y otras veces la sala de profesores está vacía y se dedica uno a colocar lo mejor que puede los trípticos y carteles a la espera de que acuda alguien (en los últimos días, tan pronto como se nos han entregado, añadimos además las papeletas de voto con nuestra candidatura).

Por lo demás, hay tardes que se empeñan en venir cargadas de tarea. Una no menor ha sido la de elaborar, para la Consejería y para la mesa coordinadora, nuestra propuesta de interventores, con todos los datos requeridos.

Durante el fin de semana descansaremos asistiendo en la capital a un seminario sobre Ibn Arabí, en el Museo de Murcia. Concluido éste, en la tarde del domingo, nos pondremos a ultimar con nuestros compañeros la preparación de los pocos días que ya queden de campaña. Por eso me despido con un pensamiento del gran poeta y místico murciano:

“El Dios Amor no se halla oculto en la rosa, sino que reside en la capacidad de oler su perfume”.

P.S.: No puedo olvidar mencionar (ni dejar de agradecer) que don Javier Orrico, con una larguísima y dilatada trayectoria en la denuncia de los desmanes educativos que padecemos, ha tenido a bien hablar sobre SPES en el artículo que ayer publicó en La Opinión de Murcia. No dejen de leerlo.

Anuncios