Convocatoria de reunión para simpatizantes y amigos de SPES-Murcia: 11 de marzo, 18.30, IES Alfonso X el Sabio, Murcia

Imágenes integradas 2

Apreciado compañero:

El motivo de la presente es invitarte a la reunión para simpatizantes y afiliados (en potencia) de SPES que tendrá lugar el próximo miércoles, 11 de marzo, a las 18.30 h., en el IES Alfonso X el Sabio, en Murcia. En dicha reunión pretendemos dar a conocer los elementos principales del proyecto de este nuevo sindicato a todos aquellos profesores de enseñanza secundaria de la Región de Murcia que tuvieran el interés de participar en él.

A pesar de la florida retórica pedagógica que impregna la legislación educativa y los discursos de tantas autoridades oficiales en la materia de España y de la Región desde hace varias décadas, llenos de grandes palabras, irrenunciables principios, primerísimos objetivos, gravísimos reconocimientos del valor de la educación (y bla, bla, bla…) la escuela, y particularmente la secundaria, prístinamente concebida como un espacio para la enseñanza y el aprendizaje de las diversas especialidades que la integran, a pesar de contar con profesionales dedicados y bien preparados, corre el grave riesgo de acabar convertida en un cuchitril que no pase de ofrecer un mero servicio asistencial de guarda y custodia, o de ocio y tiempo libre para muchachos y muchachas de 12 a 18 años. Aunque, por supuesto, la primera víctima de todos estos cambios, qué duda cabe, es el alumno, en esta transformación no ha sido menos dramática la imposición del nuevo papel que al enseñante se le atribuye, exigiéndosele cumplir con funciones que nada tienen que ver con su vocación ni con su preparación.

Son muchas las formas en las que los profesores pueden cumplir con el ineludible y muy legítimo deber de denuncia de esta situación, pero se echa en falta que esto no se haga a través una asociación profesional de docentes de enseñanza secundaria. Por otra parte, tampoco puede negarse que pocos vehículos pueden ser más apropiados para introducir propuestas de mejora en el debate público o en los espacios apropiados de toma de decisiones que a través de una organización sindical. Estos son los dos objetivos primeros y más fundamentales de la recién nacida SPES.

Habida cuenta de la situación, es claro que los obstáculos a los que una asociación recién nacida como SPES ha de hacer frente para cumplir con sus fines son formidables. Y, por supuesto, es absurdo pensar que el alcance de dichas metas esté a la mano de los profesores. Pero si de los profesores no nace ese impulso, entonces, ¿de quién? Si los profesores no nos creemos nuestro grave deber como enseñantes, ¿en qué situación nos pondremos a mendigar las migajas de la solución que nos apliquen otros? Huelga decirlo, aquí no sobra nadie. Todos hacemos falta. Te esperamos.

Anuncios